La mamá de los mellizos

Descarga los consejos que a mi me hubiese gustado que me dieran al nacer mis mellizos

Utilizalos como quieras, sólo son consejos de una mama superviviente a sus mellizos,... dos terremotos adorables.

Hoy escribe el post la mamá de los mellizos, es decir, yo: Bea Díaz.

El post de hoy va dirigido a todas vosotras, bueno, en realidad todos los post van dirigidos a todas vosotras, pero este en especial a vosotras: mamás de los mellizos.

Este post va dirigido a ti.

“Mamá de los mellizos” o “mamá de los gemelos”.

De hecho, no se si os pasa, a mí me pasó y me pasa en muchas ocasiones.

He pasado de ser Bea, Beatriz, Bea Díaz, vamos lo que viene siendo mi nombre o nombre y apellidos a ser la mamá de los mellizos, ya ni siquiera la mamá de Hugo o la mamá de Nico o la mamá de Hugo y Nico, no, no, “la mama de los mellizos”.

Fue  aquel 2 de enero de 2012, cuando mi identidad personal se disipó, quedo allí en la lejanía, casi ya ni se ve en el horizonte.

Desapareció mi identidad para dar paso a mi nueva identidad: “la mamá de los mellizos”.lamamadelosmellizosbeadiazblog

Me hace gracia, porque a otras mamás se les conoce como la mamá de Lucia, la mama de Carlos, la mama de Javier, pero a nosotras no, a nosotras la etiqueta va mas allá, incluso de los nombres propios de nuestros hijos, es decir no pasas a ser la mamá de Hugo y Nico, sino que ha pasado a ser “la mamá de los mellizos” o también la mamá de los gemelos, dependiendo del grado de información.

Es como una súper etiqueta.

El otro día sin ir mas lejos, en el hospital, visitaba a mi suegro, que esta ingresado por un problema renal. Y viene una enfermera amiga de la familia.

La presentación fue tal que así:

  • Ella es Bea, mi nuera, la enfermera cara de “ah, pues muy bien”.
  • Si Bea, la mamá de los mellizos.

Ah, amiga!!, ahí cambio la película, ya no era sólo Bea, mi nuera, pase a ser ese ser especial y extraordinario que es “la mamá de los mellizos”.

Da la casualidad que su hija (la de la enfermera), también tiene mellizos, es decir que esta enfermera es abuela de mellizos, y casualmente también dos niños, y también prematuros.

Queridas amigas, como cambia la película en ese momento.

En ese momento, tengo un alo de luz, y soy la esperanza personificada. Y la persona que mejor la va a entender en el mundo entero.

Algo nos une, algo muy fuerte nos une, un feeling especial, llámalo como quieras, yo lo llamo: supervivencia.

En ese momento las preguntas y las confesiones son las que toman protagonismo. “mi hija va saturada” “se ha tenido que pedir una excedencia en el trabajo porque no da a basto” “es que dos dan mucho trabajo” “uno mas uno no son dos”….

Y un largo sin fin, que imagino que ya os sonará.

Con esto lo que vengo a decir, es que somos un grupo de personas “privilegiadas” que nos toca vivir la maternidad de forma diferente, quizá en principio un poco  de manera mas agotadora, pero inmejorable, sin lugar a dudas, en años venideros.la mama de los mellizos bea diaz blog Lo que quiero decir con todo ello, es que algo nos une, algo común.

Algo que todas tenemos, una fuerza interior y un coraje que las mamás de un sólo bebe no experimentan, o por lo menos no de manera tan brutal. Envidiándolas por ello, esa dedicación y esa contemplación que nosotras, o por lo menos yo, no tuve. El tener un sólo hijo y tener dedicación exclusiva para él.

Que no es por menospreciar, ni muchísimo menos, no es esa mi intención, pero mi experiencia como mamá de mellizos creo que no es la misma que la de mis amigas que tuvieron uno solo.

Yo vivi mi maternidad de diferente manera, como madre primeriza y además de dos niños, y para rematar, prematuros, es decir, con unos cuidados algo más especiales.

La verdad es que el primer año lo recuerdo como algo estresante y algo ansioso, ya que la situación, como he comentado anteriormente me agobiaba un pelin.

Cuéntame tu historia de mamá de mellizos, comparte con todas nosotras tus experiencias, estaré encantada de leerla.

Si te gusta compártelo

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: