Rutinas

Descarga los consejos que a mi me hubiese gustado que me dieran al nacer mis mellizos

Utilizalos como quieras, sólo son consejos de una mama superviviente a sus mellizos,... dos terremotos adorables.

historia gemelarGrábate esta palabra a fuego: rutinas.

¿Te supera la situación? ¿tu vida es un caos desde que aparecieron tus mellis?

¿No sabes ni en que día vives, que hora es, mes, hasta el año se te olvida? Estrés, estrés y mas estrés.

No existe la palabra organización en tu vida. No te dan las horas para nada??

Cinco años después las cosas han cambiado mucho, y tranquila, todo para bien.

Pero recuerdo los primeros meses, los primeros 12 meses para ser exacta, no te voy a engañar, hasta el año, mi vida era por y para ellos y todo giraba en torno a los mellis.
Así, que como todo giraba en torno a ellos, hicimos lo posible por amoldarnos los unos y los otros.

Pero después del caos inicial (dos meses) me plante con mi marido y creamos un plan.

Aquello se nos iba de las manos, e íbamos todo el día como zombis. Ya que n teníamos ningún tipo de control sobre la situación.

Planificación. Nuestra vida cambio, y teníamos una mejor planificación y sabíamos que hacer, al compas los dos, y en una misma dirección: mejorar la calidad de vida de la familia.

Establecimos una planificación, que no es otra cosa que establecer rutinas. Rutinas, rutinas y nada mas que rutinas.

Quizá cuando tienes un solo hijo te tomas las cosas de otra manera, eres mas flexible y dejas que las cosas fluyan.

Pero con mellizos/gemelos, las cosas no son así, y no existe la improvisación ni que las cosas sucedan. Desde luego no, a no ser que quieras vivir en la luna.Es por ello que nosotros desde los primeros meses ya establecimos rutinas para todo, dormir, comer, bañar, jugar, paseos, vestir, cambiar…y en general para todos los aspectos del cuidado de un bebe.

Pocas veces nos lo hemos saltado, ni en vacaciones, ya que si alguna vez esto sucedió, pagamos las consecuencias con creces.

Dicen muchos psicólogos, que a partir de los seis meses es aconsejable marcar estas rutinas, ya que son un pilar imprescindible para forjar el aprendizaje y fomentar así la seguridad del bebe, pero nosotros empezamos a aplicarlas mucho antes.

Las rutinas proporcionan al bebe:

  1. Estabilidad emocional, ya que ellos saben lo que toca en cada momento y eso les proporciona mucha seguridad.
  2. Establecen un orden, que les da confianza
  3. Las rutinas disminuyen la angustia, tanto de los bebes como de las mamas que también ven como su confianza aumenta.
  4. Los bebes se calman ante la anticipación de los acontecimientos, no es nuevo para ellos, y el anticiparse les provoca calma.
  5. Las rutinas les enseñan a ser constantes y a seguir unas pautas de conducta desde muy pequeñitos (básico para sus aprendizajes posteriores).
  6. Aunque estamos hablando de bebes, con las rutinas nos anticipamos a problemas de conductas
  7. Y sobretodo, el saber lo que tiene que hacer cada uno, evita muchas, peo muchas discusiones familiares. Entendiendo con familia, cónyuges en primera instancia, pero también con abuelas. Tíos y cualquiera que se haga cargo de los bebes.

Con todo esto de las rutinas lo que conseguimos, o por lo menos en nuestro caso, es un ambiente mas relajado y que las cosas se hicieran con mejor ambiente y mejorando mucho nuestro animo, que es súper importante, ya que es lo que transmites a tus hijos.

Mejoramos todos mucho, y con ellos los peques, comían mejor, dormían mejor y incluso lloraban un poco menos ( a mi me salieron llorones, que le vamos a hacer).

Eso si, esto se consigue con mucha constancia, es lo que comentaba, hay que seguir con las rutinas, en fines de semana, festivos y vacaciones. A veces es un poco sacrificado por horarios, pero es cuestión de amoldarse un poco a sus horarios y todo fluye con mas positivismo. Todo llegará, no os preocupéis.

Cada uno establecerá sus propias rutinas, yo os comento algunas de las que hacíamos nosotros. Pero ya sabéis que es muy personal.

Mañanas: desayuno, vestir, paseo y con suerte tomábamos un cafecito con alguna amiga o los fines de semana con mi marido, con suerte, pequeños placeres que llegas a disfrutar y ansias fervientemente. Vuelta a casa, preparar comidas, comen ellos, acto seguido nosotros y siesta si los astros se alineaban.

Tardes: Por las tardes solía dar otro paseo o algún recado y si tocaba baño, que los primeros años los bañaba todos los días, hoy en día, alternamos, pues pronto a casa, para mas rutina.

Noche: El baño: por la noche, antes de acostarle

El contacto con el agua tibia le relajará y le ayudará a descansar mejor porque les recuerda a su vida intrauterina.

Además, mentalmente acaban relacionando el baño con que ha llegado la hora de irse a dormir y todo su organismo se prepara para conciliar el sueño.

Estas eran las mias, que no digo que tengan que ser las tuyas, cada familia las que considere. Lo que si te aconsejo es que cuando vives con ellas, todo resulta mucho más fácil, para los bebes y para vosotros.

Hay momentos que son duros, porque quieres quedarte mas rato en el parque, hablando con una amiga, querrías quedarte a cenar y te tienes que ir. Tranquila todo llegará podrás hacer esas cosas que ahora te resulta inalcanzables, pero el principio es duro y cuanto mas planificada este tu vida, mas lo agradecerás, porque todo fluira.

Estaré encantada de que me cuentes tus rutinas. Por favor, comparte con todas la planificación o la organización, o el caos que teneis vosotras.

 

Si te gusta compártelo

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: